lunes, julio 23, 2007

El monte de Venus

Un enigma aún sin resolver: la localización del mítico Monte de Venus, donde el, también enigmático personaje de la resistencia ibérica ante la invasión romana, Viriato, situaba, según cuentan las fuentes antiguas, su campamento de invierno como período intermedio de retiro en lo que se conocen como las Guerras Lusitanas.
‘Buceando’ por el archivo de celtiberia.net he visto que son varias las hipótesis que hablan de su localización, todas ellas entre lo que es la Sierra de Gredos y su prolongación por el resto de montes del norte cacereño como la Sierra de la Peña de Francia en Las Hurdes, la Sierra de Gata y ya en Portugal la Sierra de la Estrella, donde se situa el propio nacimiento de este héroe de la antigüedad.
Posiblemente nunca sabremos con exactitud cual era ese Monte de Venus (o sí, por lo menos hay que seguir tratando de descifrar dicho enigma), pero lo que sí existen son distintas hipótesis, como hemos dicho. Tampoco sabemos si alguno de estos lugares señalados serán el verdadero, si ninguno lo fuera, o finalmente incluso si quizás el Monte de Venus nunca haya existido y simplemente fuera un lugar imaginario en el que los romanos situaban el lugar de retiro invernal de ese personaje que tantos quebraderos de cabeza estaba creando en la floreciente república romana. ¿Quién sabe?, con un personaje tan enigmático y excepcional como él cualquier cosa era posible.























Estatua de Viriato y guerreros lusitanos en Viseu, Portugal.


Lo que es seguro, es que a algún lugar o a varios, en los casi ocho años que estuvo luchando contra los romanos, se tuvo que retirar en invierno para comenzar en primavera de nuevo las campañas de guerra. Lo bueno de esto, ya que un servidor no tiene nada de científico, ni pretende descubrir nada, unicamente es un simple aficionado a estas cuestiones, es que vamos a hacer un recorrido por los distintos lugares que la tradición y la gente proponen como posibles localizaciones del Monte de Venus. Empecemos:

  • La sierra de San Vicente: se identificaría más o menos oficialmente con el Monte de Venus, más que oficialmente diriamos que es la opinión más generalizada. Esta serranía se encuentra en las estribaciones de Gredos y constituye una comarca del mismo nombre (comarca de la Sierra de San Vicente) en la provincia de Toledo, donde El Real de San Vicente, Navamorcuende e Hinojosa de San Vicente se podría decir que constituyen sus principales municipios, sobre todo el primero, pues es centro administrativo de la comarca. El nombre de esta comarca y de la serranía viene de los hermanos declarados santos por la cristiandad, Vicente, Sabina y Cristeta, en concreto del primero. Estos vivieron durante el siglo III teniendo que huir de la antigua Caesarobriga (Talavera de la Reina), de donde eran naturales, pues en la época, un tal Daciano recorría la zona persiguiendo a los cristianos, y Vicente finalmente huyó con sus hermanas camino de Ávila, viviendo un tiempo, según se cuenta, en una cueva de la sierra, por lo que posteriormente se le dio su nombre. Después, por lo que se ve, fueron mártires en Ávila y se cuenta que están enterrados los tres en la iglesia románica de San Vicente de Ávila, una bonita basílica con la que te encuentras antes de entrar en la antigua Avula de los vettones por una de las puertas de la muralla este. La comarca, como toda la sierra de Gredos, fue tierra de vettones, y así nos los marca a modo de hito el toro de piedra de Castillo de Bayuela, y dos verracos más, esas esculturas zoomorfas de las que ya dimos cuenta por aquí cuando hablamos del castro de Las Cogotas. La comarca, por lo visto, es digna de visitar en otoño, cuando la hoja del castaño que tanto abunda toma su tono amarillento.





  • El castro vettón de El Raso: de este castro también hablamos en el artículo de Las Cogotas. Se encuentra en el término municipal de Candeleda (Ávila) muy cerca de la pedanía de El Raso que le da nombre. Algunos creen que este poblamiento pudo ser el campamento de invierno de Viriato y los suyos y que el Almanzor, el pico más alto de Gredos y del Sistema Central, o algún otro pico del entorno, podrían haber sido el conocido por aquel entonces como Monte de Venus. El lugar tiene que merecer mucho la pena, según se cuenta las vistas desde esta ubicación del valle del Tiétar y la sierra de Gredos son impresionantes. El castro contaba con alrededor de trescientas casas y se estima pudo tener mil quinientos habitantes, lo cual era mucho dentro del contexto de los poblamientos mesetarios, o en este caso de montaña, de entre los Siglos V al I a. C.








  • El monte Jalama: otro lugar que se nombra como posible monte de Venus. Este monte de 1492 metros de altitud, se encuentra situado en plena sierra de Gata, en la provincia de Cáceres muy cerca de la sierra de la Estrella en Portugal, lugar que según dicen le vio nacer. En esta comarca se habla la conocida como ‘Fala’, una forma arcaica del galaico-portugués, en concreto en los tres municipios que conforman el valle junto a este monte, San Martín de Trevejo, Eljas y Valverde del Fresno, aunque tiene la pinta de pasar en breve (sino lo es ya) a ser una reliquia linguística que al menos ha sido estudiada a tiempo y quedará registrada en los libros. En Eljas hay una leyenda sobre su formación que habla que fue fundado por mujeres y niños que huían de una persecución de hace muchos años, tanto que se pierde en los tiempos en forma de leyenda y que algunos quieren identificar con los antiguos lusitanos que escaparon de la matanza realizada por el cónsul romano Galba, cuando los engañó con el fin de exterminarlos. Parece algo descabellado darle credibilidad a dicha identificación, pero con la excusa de esta mención, hemos hablado de este bonito monte y de la peculiaridad lingüística de estos tres municipios. Encontrar el monte Venus no se si lo haremos, pero sí perdernos, al menos con la imaginación, por bellos parajes ibéricos gracias a esta búsqueda.


  • Monte Jalama, Sierra de Gata













  • Sierra de Santa Marina: ésta domina el puerto de los castaños, por donde transcurría la antigua calzada de la vía de la Plata, entre Cañaveral y Casas de Millán, también en la provincia de Cáceres. Sobre este lugar, donde hay restos romanos de lo que anteriormente fue un oppidum vettón, el periodista Fernando García Morales en un artículo de 1979 titulado "El otro Cáceres el Viejo", especuló con la ubicación del monte de la diosa del amor en esta sierra, pues hay un cerro en ésta que es conocido como cerro Venus. Hablando del oppidum vettón, hay que decir que fue poblamiento romano durante el período republicano siendo abandonado en época imperial. Es conocido como "el otro Cáceres el Viejo", pues el originalmente llamado así hace referencia al que fue campamento romano durante las Guerras Lusitanas, posiblemente el "Castra Servilia" que cita Plinio, el campamento de Serviliano Cepión, a 3 km. de Cáceres capital, que posteriormente se fusionó con otro campamento, "Castra Caecilia" (campamento de Cecilio Metelo), constituyendo la colonia romana de "Norba Caesarina", el actual Cáceres. Se dice que en Castra Servilia se tramó la conjura que dio muerte a Viriato, así que construyendo una especie de simetría absurda de la "lógica", bien pudiera ser que si Áudax, Ditalco y Minurus se encontraban en "Cáceres el Viejo" acordando su traición, Viriato se encontrara en "El otro Cáceres el Viejo", es decir, en la sierra de Santa Marina donde sería víctima de dicha vileza. Por supuesto no hagais ni caso a esto último jeje.



  • Calzada romana camino del Puerto de los Castaños
    En lo alto de Sierra de Santa Marina



  • La sierra de la Estrella: hay quienes piensan que el propio monte de Venus se encontraría en la misma sierra que le viera nacer y que se encuentra en territorio portugués. Sobre ésta nos remitimos al artículo que se encuentra en este mismo blog, donde se habla del parque natural protegido de esta sierra en un artículo tomado de una página de viajes.













    Glaciar de Sierra de la Estrella


Por último, también se habla de una visión que englobaría varias de estas hipótesis, y que haría venir el término Venus, no de la diosa de los romanos, la que fuera la Afrodita griega o la Astarté fenicia, sino de un término originario común también al antecesor de Vera o Beira derivando finalmente en Venus por similitud fonológica, así encontramos en la propia sierra de Gredos, en su vertiente meridional una comarca conocida como La Vera, en la provincia de Cáceres, de paisajes soberbios y que tanto gustó al emperador que en Yuste pasó sus últimos días, y una Beira en Portugal, por donde la sierra de la Estrella que hemos mencionado. Tanto Vera como Beira, andan relacionados con las orillas de los ríos y manantiales, y así de venero, que significa manantial, podría haber pasado a Veneris que es como se le llamaba a este monte en latín. Como vemos, nada sacamos en claro con estas hipótesis, sólo que hemos hecho un acercamiento a distintos lugares bastante apetecibles. Igual algún día sabremos del verdadero monte mencionado en las fuentes de Floro y Apiano, si así fuera, habremos conocido bonitos lugares en la búsqueda del Mons Veneris.

9 Comments:

Blogger koborron said...

Excelente el trabajo. Exhaustivo. Preciso. El monte de Venus es también esa pequeña eminencia en la palma de la mano a la raíz de cada uno de los dedos, y sobre todo el pubis de la mujer. ¿No puede ser que el retiro de Viriato fuera con alguno o varios montes de Venus de estos últimos?
Salud.
http://berlanga.blogia.com/

10:19 a. m.  
Blogger Argantonios said...

Eso sí que sería un retiro invernal cojonudo jaja, gran anotación jaja. De lo de la palma de la mano no tenía ni idea. Un saludo

10:56 a. m.  
Anonymous bloggesa said...

¿De vacaciones? ¡Estupendo! Pásalo bien.

Un beso.

10:21 a. m.  
Blogger Coronel Kurtz said...

Saludos desde el Reino de León. Un blog magnífico. Soy historiador y me ha parecido una exposición muy interesante.Seguiré leyéndote.

11:01 a. m.  
Blogger Argantonios said...

Muchas gracias coronel kurtz, con tu permiso voy a poner un enlace a tu página, muy interesante poder conocer el país leonés a través de tu blog, un saludo amigo.
Hola bloggesa, aquí ando de vacaciones sí jaja, ya se me van acabando, pero bueno voy a ver si aprovecho lo que queda y me escapo esta última semana de nuevo que el año es muy largo. Un abrazo manchega.

6:22 p. m.  
Blogger Argantonios said...

Por cierto, si estais de vacaciones o las vais a tomar en breve pasarlo en grande, si ya las disfrutasteis, pues nada, ya os queda algo menos para las próximas ;-)

8:52 p. m.  
Anonymous bloggesa said...

¿Hola? ¿Sigues de vacaciones? Si es que sí, sigue disfrutando.

Un abrazo, madrileño?

7:49 p. m.  
Blogger Argantonios said...

Hola bloggesa, ¡qué va!, ya se me acabaron el miercoles de la semana pasada :-( jaja, creo que tú estás ahora de vacaciones, si es así disfrutalas al máximo guapa....has acertado más o menos con lo de madrileño, soy de cerca, de un pueblo dormitorio de esos que llaman, de Leganés, manchego también como tú se puede decir aunque ahora se llame Comunidad de Madrid....un abrazo de un lector de bloggesa.blogspot.com :-)

12:12 a. m.  
Anonymous bloggesa said...

Yo ya empecé el lunes, ya casi me he adaptado otra vez a la rutina.

¡Se acabó lo bueno! Ahora ando espiando el calendario a ver cuándo hay puente o algo... ¡qué lástima!

Un besazo.

10:59 a. m.  

Publicar un comentario en la entrada

<< Home